Widget HTML Atas

¿Por qué no comen mis pollos? (9 posibles razones

¿Por qué no comen mis pollos? (9 posibles razones

No es normal que los pollos dejen de comer


El cuidado de las gallinas es algo en lo que cada vez se está metiendo más gente. Por supuesto, muchas personas crían pollos en granjas para que puedan recolectar huevos.

Puede tener una pequeña bandada de pollos en su patio trasero solo porque cree que son divertidos. Muchas personas encuentran que los pollos son animales de compañía interesantes.

Si ha estado cuidando pollos durante algún tiempo, probablemente sepa que les encanta comer. De hecho, se podría decir que comer es una de las cosas que más les importa a las gallinas.

Cuando uno de sus pollos deja de comer repentinamente, será muy preocupante. ¿Hay algún problema con el pollo que lo hace incapaz de comer?

Continúe leyendo para obtener más información sobre por qué los pollos pueden dejar de comer. Debería ser posible utilizar este conocimiento para averiguar qué está pasando con su propio pollo.

No es normal que los pollos dejen de comer

Lo primero que debe saber es que no es normal que los pollos dejen de comer. Por lo general, las gallinas aprovecharán la oportunidad de comer cuando las vayas a alimentar.

Si uno o más miembros de su rebaño no están comiendo, entonces ciertamente algo anda mal. Es bueno que prestes atención a lo que está sucediendo.

Averiguar el problema requerirá más observación. Si está muy preocupado, es posible que desee llamar a un veterinario de inmediato.

Con suerte, la siguiente información le ayudará a tener una mejor idea de lo que está sucediendo. Intente hacer coincidir los detalles con lo que está sucediendo con sus pollos para que pueda comenzar a resolver este problema.

1 - Bullying

La intimidación es probablemente la razón más común por la que un pollo deja de comer. A veces, los pollos más fuertes intimidan a los pollos más débiles y les impiden comer.

Probablemente ya sepa que su bandada de pollos tiene un "orden jerárquico". Habrá algunos pollos que serán más grandes y agresivos que otros.

Estos pollos más grandes generalmente dominarán a los demás pollos. Generalmente, esta es solo una herramienta social que ayuda a mantener el orden en el rebaño, pero las cosas pueden salir mal.

La gente ha observado que los pollos son crueles entre sí. A veces, todo el rebaño intimidará a uno o dos pollos y los tratará mal.

Este comportamiento es algo que puede intentar detener. Por lo general, la gente intentará separar a los pollos acosados ​​del rebaño y reintroducirlos más tarde.

A veces, esto resolverá el problema y las cosas serán más normales en el futuro. Sin embargo, esto no siempre funciona.

Si puede identificar el pollo que está acosando, entonces podría intentar separar ese pollo del rebaño. Esto podría hacer que el pollo matón baje un par de clavijas para que comience a ser más agradable una vez que se reintroduzca en el rebaño.

Lamentablemente, algunas gallinas dejarán de comer por completo cuando las intimiden demasiado. Se ha sugerido que esto podría ser similar a la depresión en los seres humanos cuando están siendo maltratados.

Podría intentar criar ese pollo por separado o ponerlo con una bandada diferente. Es decepcionante cuando ocurren problemas como este, pero no es necesariamente fácil evitar que los pollos se comporten de esta manera.

2 - El pollo podría tener un cultivo afectado

Podría haber un problema médico que impida que su pollo pueda comer normalmente. Los pollos tienen lo que se conoce como cultivo.

Un cultivo es un lugar parecido a una repisa cerca del esófago donde los pollos almacenan comida. Cuando la cosecha está vacía, los pollos comenzarán a buscar comida para encontrar más comida.

A veces, un cultivo puede verse afectado y esto evitará que un pollo pueda comer. Esto puede suceder de varias formas, pero podría deberse a algún tipo de lesión.

También es posible que un pollo pueda tener problemas con los cultivos cuando padece enfermedades. Cuando la cosecha ya no puede almacenar comida, un pollo intentará vomitar la comida que ha comido.

Tener un cultivo afectado es increíblemente doloroso para las gallinas. Esto hará que un pollo no pueda intentar comer debido al dolor.

Si sospecha que su pollo podría tener un cultivo afectado, debe comunicarse con un veterinario de inmediato. Podrán examinar el pollo e intentar ayudar.

Los pollos que no reciben tratamiento médico eventualmente morirán. El pollo morirá de hambre o terminará asfixiado debido a la asfixia.

La cosecha comenzará a hincharse a medida que el problema empeore. Esto puede obstruir tanto el esófago que el pollo se asfixiará.

Cuando llame al veterinario, podrán operar al pollo. Se cuidará el cultivo afectado y el pollo pronto volverá a la normalidad.

3 - Varias enfermedades

Varias enfermedades pueden hacer que un pollo deje de comer. Hay tantas enfermedades diferentes que afectan a los pollos, y es fácil ver por qué esto podría hacer que un pollo deje de comer.

Es posible que desee observar al pollo y ver si muestra algún signo de estar enfermo. Si su pollo no come ni bebe, entonces sabe que algo anda muy mal.

Los síntomas como la lentitud pueden indicar algún tipo de enfermedad. Sin embargo, no siempre es fácil identificar la enfermedad específica que tiene un pollo.

Si cree que el pollo podría estar enfermo, lo más inteligente es llamar a un veterinario. Un veterinario sabe todo lo que necesita saber para diagnosticar correctamente un pollo.

Esto le permitirá buscar el tratamiento adecuado para que el pollo pueda mejorar si es posible. Dudar en llamar a un veterinario tiene el potencial de matar al ave, ya que podría haber algo grave en él.

4 - Tumores

Los tumores también deben considerarse como un problema potencial que evitará que los pollos coman normalmente. A veces, los pollos desarrollarán tumores porque se encuentran en las primeras etapas de la enfermedad de Marek.

Puede vacunar a los pollos contra esta enfermedad, pero esto solo alivia los síntomas de la enfermedad si los pollos la contraen. A menudo, los pollos experimentarán problemas de apetito cuando tengan esta enfermedad.

Los tumores también podrían ser una señal de que un pollo tiene cáncer. Los pollos pueden desarrollar tumores cancerosos al igual que los humanos.

El dolor es lo que impide que el pollo pueda comer o beber. Un pollo puede sentirse tan mal que dejará de intentar comer por completo.

La enfermedad de Marek a veces hace que los tumores crezcan en la garganta. Esto puede hacer que sea prácticamente imposible que el pollo coma normalmente.

Si nota tumores de cualquier tipo en sus pollos, es imperativo que se comunique con un veterinario. Querrá repasar las opciones de tratamiento lo antes posible si desea salvar el pollo.

5 - El pollo está físicamente herido

¿Ha considerado la posibilidad de que el pollo haya sufrido lesiones físicas? Ha habido casos en los que los pollos se han lesionado lo suficiente como para dejar de comer.

Los pollos están constantemente haciendo cosas que pueden causarles lesiones. Probablemente hayas observado a tus pollos pelearse entre sí en más de una ocasión.

Un pollo podría haberse lastimado fácilmente en una pelea o algo así. También hay ocasiones en las que los pollos se caen torpemente al intentar bajar del gallinero.

Muchas situaciones diferentes pueden hacer que un pollo se lastime. Un pollo podría romper algo o podría estar experimentando algún otro tipo de lesión física.

Si tiene motivos para pensar que el pollo está lastimado de alguna manera, entonces querrá llamar al veterinario lo antes posible. El pollo debe ser examinado por un profesional para que pueda determinar qué está mal.

Una vez que el pollo ha sido diagnosticado y tratado, debería comenzar a volver lentamente a su comportamiento normal. Cuando el pollo comience a sentirse mejor, lo más probable es que quiera volver a comer.

6 - El pollo podría estar encuadernado en huevo

Otra cosa que debe considerar es si el pollo en cuestión está unido al huevo o no. Esto, por supuesto, solo afectará a las gallinas.

Las gallinas a veces pueden quedar atrapadas en el huevo cuando un huevo queda atrapado entre el útero y la cloaca. Una gallina se esforzará mucho en pasar el huevo, pero a veces será en vano.

Este es un problema muy grave que podría provocar la muerte de la gallina. Es por eso que necesita tener un veterinario al que pueda llamar cuando ocurran tales problemas.

Hay algunas señales que debe tener en cuenta que indicarán que una gallina podría estar atada al huevo. Trate de observar a la gallina y ver si hace viajes regulares a la caja nido sin poner huevos.

Las gallinas atadas a huevos también parecerán muy caídas. A menudo caminan con el trasero muy cerca del suelo.

Una gallina también dejará de comer y beber cuando esté unida al huevo. Si examina a la gallina físicamente, puede notar que tendrá un abdomen muy duro.

Existe un remedio casero que puedes probar y que tiene el potencial de ayudar a la gallina a pasar los huevos. Intente colocar a la gallina en un baño tibio para ver si hace la diferencia.

Si esto no funciona, será necesario llamar al veterinario. Podrán extraer el huevo mediante cirugía para que la gallina pueda recuperarse por completo.

7 - Problemas de insectos

La próxima causa potencial de que los pollos no coman es un poco extraña. A veces, los insectos infestan los gallineros y esto puede provocar problemas graves.

Por ejemplo, un pollo podría terminar infestado de ácaros o incluso piojos. Estas son las plagas de pollo más comunes de las que tendrá que preocuparse.

Infestaciones como esta pueden ser muy dolorosas para las gallinas. De hecho, el dolor puede ser tan intenso que un pollo infestado podría dejar de comer y beber.

Puede intentar verificar si hay signos de una infestación de ácaros o piojos. La forma más fácil de detectar algo es mirar la piel del ave levantando las plumas.

A veces también puede notar plagas en las piernas del pollo. Si puede detectar ácaros o piojos en los pollos, entonces querrá tratar de solucionar este problema lo antes posible.

Afortunadamente, tratar este problema no será tan difícil. Lo mejor que puede hacer es utilizar un tratamiento químico que acabe con las plagas.

También puede obtener algunos tratamientos medicinales para los pollos de un veterinario. Eventualmente, los pollos deberían recuperarse por completo siempre y cuando no ignores lo que está sucediendo.

8 - Veneno

El veneno puede parecer una extraña razón para mencionarlo, pero los pollos pueden envenenarse de varias maneras. Sus pollos podrían haber estado expuestos a algo tóxico y esto podría hacer que uno o más de los pollos dejen de comer.

Sin embargo, no siempre es fácil saber que un pollo ha sido envenenado por algo. Esto puede ser frustrante, pero solo tendrá que llamar para pedir ayuda si nota que no está comiendo ni bebiendo.

Un veterinario puede llegar al fondo de la situación. Si se sospecha que el veneno es la causa de lo que está sucediendo con el pollo, será necesario confirmarlo mediante un análisis de sangre.

El veterinario podrá analizar la sangre del pollo para ver con qué tipo de veneno está lidiando. Con suerte, podrán averiguar qué está pasando para que el pollo pueda ser tratado.

A veces, un pollo muere por comer algo tóxico o por estar expuesto a algo venenoso. Dependiendo de lo que esté sucediendo, es posible que el ave no pueda sobrevivir.

Debería tomar eso como otra razón para pedir ayuda lo antes posible. Cuando no sabe qué le pasa a un pollo, es mejor buscar la ayuda de un experto.

9 - Estrés

El estrés también tiene el potencial de afectar negativamente a los pollos de varias maneras. Puede que no te des cuenta de esto, pero el estrés ha provocado que algunas gallinas dejen de comer en situaciones extremas.

Por ejemplo, si las gallinas no se sienten seguras, es posible que tengan demasiado miedo para comer. Los pollos podrían haber visto depredadores, y esto terminará estresándolos tanto que dejarán de comer.

Algunas gallinas han dejado de comer después de ver que un depredador se lleva a un miembro de la bandada. Un pollo que sobrevivió al ataque de un depredador podría dejar de comer debido al estrés que experimentó.

No todo el estrés está relacionado con preocupaciones depredadoras. A veces, las gallinas simplemente se estresan debido a cosas normales como la puesta de huevos.

Las gallinas a menudo se estresan mientras ponen huevos, y algunas pueden optar por dejar de comer. Esto no les sucede a todas las gallinas, pero no es algo inaudito.

Incluso criar pollitos puede hacer que muchas gallinas experimenten un gran estrés. Cuidar a los polluelos es algo que puede estresar a una gallina tanto como cuidar a un bebé es difícil para una madre humana.

Si no está alimentando a los pollos con buenos alimentos, es posible que se estresen por problemas de dieta. Algunos propietarios de pollos han notado esto cuando les dan alimentos que no son frescos ni orgánicos.

Los pollos también necesitan sentir que tienen suficiente espacio para hacer lo que necesitan hacer. Si mantiene a su rebaño en un área que es demasiado pequeña para ellos, es posible que se estresen al respecto.

Incluso algo como las inclemencias del tiempo puede hacer que las gallinas experimenten estrés. Si el clima ha sido malo en su área recientemente, entonces eso podría ser el culpable de la falta de apetito de un pollo.

Pensamientos finales

Hay tantas cosas diferentes que pueden hacer que los pollos dejen de comer. Averiguar cuál de los escenarios anteriores se aplica a su pollo puede ser difícil.

Tendrá que tomarse el tiempo para observar el pollo para que pueda ver lo que está pasando. Ahora que sabe más sobre qué buscar, será más fácil saber qué hacer.

A menudo, lo mejor que puede hacer es llamar a un veterinario. Si alguna vez le preocupa la salud y el bienestar de un animal, tiene sentido que se comunique con un profesional que pueda ayudarlo.

Debería poder diagnosticar qué le pasa al pollo después de un examen físico. En algunos casos, puede ser necesario realizar análisis de sangre para obtener más información sobre lo que está experimentando el pollo.

Con suerte, podrá hacer que su pollo vuelva a la normalidad. Puede tomar tiempo para que un pollo comience a sentirse saludable nuevamente después de lesionarse o enfermarse.

Simplemente haga lo que pueda para que las gallinas estén seguras y asegúrese de que las está alimentando bien. Pueden surgir problemas de vez en cuando, incluso cuando esté haciendo todo bien, pero al menos sabrá que está siendo un propietario de pollo proactivo.


No hay comentarios for "¿Por qué no comen mis pollos? (9 posibles razones"